jueves, 24 de febrero de 2011

Un funcionario de PRO pidió abolir la educación pública

Se trata de Carlos Pirovano, quien a pesar de bregar por la privatización de la enseñanza se recibió de economista en la Universidad de Buenos Aires. Además, cree que Perón fue el peor presidente de la historia argentina y considera que Jauretche es un pensador “fascista”. El subsecretario de Inversiones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Pirovano, se recibió de economista en la Universidad de Buenos Aires. Sin embargo, eso no le impidió escribir un comentario en Twitter, que se animó a calificar de “pensamiento transgresor”.

“¿Y si asumimos que la educación pública está muerta y con esa plata le pagamos a los chicos una escuela privada?”, se preguntó Pirovano, al tiempo que consideró con sorna: “Le regalamos las escuelas públicas a los maestros que dejarían de ser empleados públicos y podrían ser empresarios“.

Con esa medida, los docentes “dejarían de discutir por el salario y se preocuparían por brindar una buena educación y recibir el cheque del gobierno”, según la particular visión del funcionario PRO.

Pirovano tiene más de 2800 seguidores en Twitter, entre ellos Cristian Ritondo (jefe del bloque de legisladores del partido macrista) y Hernán Lombardi, secretario de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. En su cuenta de la red social, tiene una actividad frenética y responde muchas preguntas que le hacen otros usuarios. Al ser consultado sobre cuál cree que fue la peor presidencia de la historia argentina, dijo: “Mi gorila interior cree que Perón, pero también existe el radicalismo”.

Sobre uno de los máximos exponentes del pensamiento de la izquierda nacional, Arturo Jauretche, el funcionario macrista lanzó: “Es fascista. Eso no es ni bueno ni malo pero nos aporta en cuanto a que su motor de análisis es el resentimiento. Por eso es profundamente anti-liberal, muy lúcido y talentoso pero resentido”.

La trayectoria política de Pirovano comenzó de la mano de Álvaro Alsogaray, cuando se desempeñó como asesor en la Cámara de Diputados del dirigente de la UCeDe (1983-1985). En el terreno privado, ocupó diversos cargos directivos en la Máxima AFJP (1999-2003). Desde 2003, tiene una actividad más tranquila: es el director ejecutivo del Vilas Club.

domingo, 20 de febrero de 2011

Llovió en la Ciudad y otra vez volvió a inundarse

Belgrano, Palermo, las avenidas Juan B. Justo, Libertador, Dorrego y varias calles más volvieron a sufrir complicadas inundaciones tras una fuerte lluvia en la madrugada. Los "caballitos de batalla" de Macri en su campaña fueron la seguridad, los 10 kilómetros de subte (jamás realizados), y la solución al tema de las inundaciones, sin embargo, lluvia tras lluvia sus promesas se diluyen en el agua que azota a los porteños.

Aunque en esta ocasión y por la hora de la tormenta los grandes medios no cubrieron el desastre en que se convirtió la Ciudad de Buenos Aires tras la lluvia de la madrugada, lo cierto es que Buenos Aires volvió a colapsar.

Autos flotando por la calle Blanco Encalada, Juan B. Justo convertida en un río, Libertador devenida en un lago artificial y cientos de calles cubiertas por agua fueron el resultado de la desidia del Gobierno porteño.

Si bien Macri se la pasa destacando una "megaobra" que se realiza para desagotar la Ciudad, la realidad indica que no sólo la situación no mejoró, sino que en algunos lugares empeoró.

La calle Blanco Encalada había dejado de convertirse en un río cada vez que llovía, sin embargo, en ésta ocasión, al igual que en la última gran tormenta, la calle que cruza Cabildo en el barrio de Belgrano volvió a ser un escenario repleto de coches flotantes e incluso volquetes nadadores.

En avenida del Libertador los coches que provenían de la Provincia de Buenos Aires debían subir a la General Paz ya que, a 20 metros del ingreso a Capital, el asfalto se convertía en un lago artificial. A los costados, varios automovilistas llamaban a sus servicios de auxilio para socorrer sus vehículos que habían quedado varados y afectados por el agua.

Lo cierto es que las promesas de campaña de Macri están lejos de cumplirse, Buenos Aires se inunda con mayor frecuncia y las obras que el Gobierno Porteño lleva adelante no sólo no se finalizaron sino que además tienen denuncias en su contra.

Fuente: Diarioregistrado.com

domingo, 13 de febrero de 2011

Los 71 vetos de Macri lo que nadie pregunta


Para los que no tengan tiempo o ganas de ver el video, le cuento algunos vetos que realizo nuestro vivaz jefe de gobierno:

  • Laboratorio estatal de medicamentos ( el estado no debería meter sus narices en el trabajo de los privados, rezaría un mandamiento neo liberal de los noventa)
  • Prorroga de emergencia habitacional
  • Gratuidad de los teléfonos de emergencias (tendrá acciones en Telecom también?)
  • Creación del comité contra la tortura (los vecinos lo denunciarian por estos últimos cuatro años de tortura)
  • Fondo para la localizacion y restitucion de niños secuestrados y/o nacidos en cautiverio (la noble Ernestina no lo vería con buenos ojos)
  • Tramites en sistema braille
  • Becas para educación superior (que estudien los que puedan es su lema)

viernes, 11 de febrero de 2011

Cifras para entender por qué faltan viviendas


La ejecución presupuestaria de la gestión PRO cayó de casi el 87 por ciento en 2007 a menos de 46 ciento en 2009. A fines de 2010 no llegaba al 20 por ciento. Se trata de un informe del legislador Gustavo Ruanova con datos del propio gobierno porteño.

Los cruces entre el gobierno nacional y el porteño reavivaron la polémica sobre la política habitacional en la Ciudad, de cara al Presupuesto 2011 que deberá discutirse en febrero en la Legislatura. Un informe del equipo del legislador sabbatellista Gonzalo Ruanova –al que accedió Página/12– muestra la curva descendente de la inversión en viviendas de la administración de Mauricio Macri. La ejecución presupuestaria de la gestión PRO cayó de un 86,68 por ciento en 2007, a un 67,36 en 2008, a un 45,91 en 2009. Siempre según los datos del Ministerio de Hacienda porteño, en el tercer trimestre del año pasado se había ejecutado el 18,89. A esta pendiente resbaladiza, se le suma la cesión de terrenos destinados a viviendas sociales por parte de la gestión PRO, que fue frenada por un amparo que impulsó la Coalición Cívica.
Cuando fue el conflicto por la ocupación del Parque Indoamericano, todas las miradas se centraron en el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), que depende del macrismo. Desde el IVC discuten los propios números de la administración macrista y aseguran que la ejecución fue cercana al 70 por ciento.

Espiral descendente

El informe del equipo de Ruanova, en cambio, muestra una curva descendente de subejecución. También advierte que el porcentaje sobre el gasto total del presupuesto en vivienda viene derrumbándose desde 2006, cuando era del 3,92 por ciento. En 2007, fue del 2,91; en 2008, 2,4 por ciento y en 2009 fue del 1,49. En lo que iba de 2010, no superaba el 0,8 por ciento. “Ni siquiera tomando la evolución de la inversión en términos nominales se puede utilizar el típico argumento de la comunicación PRO de que durante el período de gestión del ingeniero se invirtió más que durante los gobiernos de Ibarra y Telerman”, concluye el informe, que señala que mientras el gasto total creció de 2007 a 2009 en un 63,1 por ciento, el de vivienda cayó un 17,9 por ciento.
En el trienio 2005-2007 se invirtió en vivienda 828 millones de pesos contra 638 millones en los tres años de Macri. La proporción de lo ejecutado viene en caída: 322 millones en 2008, 238 millones en 2009 y 77 millones en los primeros nueve meses de 2010 sobre un total de 409,5. Para empeorar la situación, el informe de Ruanova indica que de esos 77 millones, 38,5 corresponden en realidad a pago de salarios y no a inversión en nuevas viviendas. En los tres años de gestión PRO derivaron 591 millones de pesos que debían destinarse a vivienda a otras áreas. La construcción de viviendas también fue en una espiral descendente: según el informe, en 2006 se pidieron permisos para construir 1496 viviendas; en 2008 cayó a 274 viviendas, y en 2009 el IVC solicitó permisos para construir un total de... nueve viviendas.
El documento recuerda que en la Ciudad de Buenos Aires cerca de medio millón de personas tienen una situación de déficit habitacional, de las que 210 mil viven en villas y más de 30 mil en asentamientos precarios.
Desde el IVC, responden que los datos de Hacienda están desactualizados con respecto a la ejecución real: sostienen que en el tercer trimestre tenían el 30 por ciento ejecutado y que todo estaba “preparado administrativamente para la ejecución de obras a fin de año”. Aseguran que la ejecución al final de 2010 fue de entre un 67 y un 71, aunque la gestión PRO hasta ahora no lo publicó oficialmente.
En el IVC sostienen que en el año se construyeron cerca de 845 viviendas y que la mayoría estuvo a cargo de la Corporación del Sur. El informe de Ruanova, sin embargo, advierte que el ejecutado de la Corporación era de 33 millones, diez millones menos de lo que se invertía en 2006. En relación con los gastos totales, la inversión cayó del 0,53 por ciento a un magro 0,21 por ciento en 2009.

Ejecución cero

Con los números que fueron entregados hasta ahora por el gobierno de Macri, el informe señala que el gasto en propaganda de la gestión PRO fue de 119,3 millones, por lo que supera ampliamente a la cifra destinada a vivienda. Y se ejecutó en un 90 por ciento en los primeros nueve meses. “Lo que consolida la mirada sobre la ejecución presupuestaria y sobre el presupuesto de 2011 es que hay un problema grave de gestión: es una gestión cara y mala”, plantea Ruanova a Página/12. En su informe, desagrega los distintos programas de vivienda que tiene el IVC para mostrar que “la ejecución es casi nula”:
- “Colonia sola”: cero por ciento ejecutado.
- “Viviendas colectivas”: cero por ciento.
- “Mejor vivir”: 6,5 por ciento ejecutado.
- Programa de reintegración y transformación en villas: cero por ciento.
- Rehabilitación de conjuntos urbanos: 9,9 por ciento, que incluye gastos corrientes, por lo que la ejecución real es menor al 5 por ciento.
- Rehabilitación en La Boca: 0,3 por ciento, que consistió en préstamos y no en construcciones.
En el IVC responden, nuevamente, que esos programas fueron derivados a la Corporación del Sur. Y que en el caso de “Colonia sola”, donde un fallo judicial ordenaba el apuntalamiento y la refacción de unas 71 viviendas, “se ejecutó más del ciento por ciento de lo previsto”. Nuevamente, no existen números oficiales de la gestión PRO sobre esto.
Según el informe legislativo, el 60 por ciento del gasto se fue en pagar sueldos administrativos. La ejecución de créditos a familias con bajos recursos fue el otro 29,8 del dinero gastado. “Si consideramos sólo las construcciones a cargo del IVC, sobre 205 millones vigentes, se ejecutaron 1,7 millones, menos del 1 por ciento”, señala el informe. “Hay un problema que excede a Macri, pero se agudizó con su presencia, que es que la ciudad se construyó sobre una matriz de desigualdad. El problema del Indoamericano no es ni la pobreza, ni la ‘inmigración descontrolada’, esa declaración xenófoba y racista de Macri. El problema es la desigualdad”, plantea el legislador de Nuevo Encuentro.
“En la zona del Indoamericano, de cada mil pibes que nacen, trece se mueren por desnutrición infantil. De las 186 mil personas que viven en esa zona, el 23,3 por ciento está en estado de hacinamiento. El nivel de ingreso promedio de esa zona es de 914 pesos por familia. No cubre ni el nivel de indigencia”, advirtió Ruanova. “La no presencia del Estado sobre esa zona que tiene un retraso histórico en infraestructura, salud, abre un campo donde actúan los que especulan con la pobreza. El problema es que el Estado de ahí se retiró. Después volvió a los palos y a los gases lacrimógenos como quisieron entrar la Federal y la Metropolitana”, recordó Ruanova. En su informe, el legislador advierte que para 2011 el presupuesto prevé un aumento exponencial del dinero destinado a viviendas, que ascendería a 814,6 millones de pesos. “Macri, especulando con el año electoral, aumentó los presupuestos del IVC. El problema es la forma de gestionar y la forma que el jefe de Gabinete tiene de distribuir partidas. El año pasado sacó 17 millones de comedores escolares para gastar en propaganda”, recordó.

Terreno, se regala

El informe “Buenos Aires sin techo” de la comisión de Vivienda de la Legislatura, que preside Rocío Sánchez Andía, advertía sobre otra política del gobierno de Macri: en 2009 intentó enajenar 33 inmuebles del IVC, pero el proyecto fue rechazado por la oposición. A partir de allí –como advirtió el dirigente de la CC Facundo Di Filippo– fue transfiriendo los terrenos mediante resoluciones del directorio: cedieron un terreno al Banco Ciudad, que iba a ser para una cooperativa, y también mantienen la negativa a cumplir la ley que dictó la Legislatura para que en los terrenos de Casa Amarilla se hagan viviendas sociales. Página/12 publicó en su momento la respuesta del IVC al Club Boca Juniors en la que le sugerían que, a pesar de la ley, esos terrenos podrían venderse al cuadro de los amores de Macri.
Sánchez Andía presentó un amparo para evitar que se siguiera con esa política y obtuvo un fallo en el fuero contencioso administrativo: la jueza Alejandra Petrella resolvió que se detenga “cualquier acto de disposición, uso o cualquier actividad” sobre esos espacios. Su Señoría advirtió en la sentencia que se habían salteado la aprobación de la Legislatura para ceder esos terrenos.

Fuente: Pagina/12

lunes, 7 de febrero de 2011

Promesas sobre el bidet: Macri en campaña 2007

Aqui tienen las promesas de campaña de las elecciones de 2007, año en que el niño Muricio asumio la jefatura de gobierno. Los dejo para que saquen sus propias conclusiones
video
Por favor no hagas promesas sobre el bidet, por favor no me abras más los sobres.
Por favor, yo te prometo te escribiré, si es que para de correr.
Por favor, sigue la sombra de mi bebé, por favor, no bebas más, por favor no llorés.
Por favor yo te prometo te escribiré si es que para de llover.
Porque me tratas tan bien, me tratas tan mal si sabés que no aprendí a vivir.
A veces estoy tan bien, estoy tan down. Calambres en el alma,
cada cual tiene un trip en el bocho, difícil que lleguemos a ponernos de acuerdo