jueves, 28 de julio de 2011

REFLEXION RESPETUOSA Y EXTRAMUROS PARA COMPARTIR CON LOS QUE VOTARON A MACRI

Por Mempo Giardinelli, publicado en pagina/12 el 28 de julio de 2011
Lo digo como hombre de provincia, de lo que ustedes llaman “interior”: me consta que a muchos ciudadanos/as que no votamos en la Ciudad de Buenos Aires nos preocupa enormemente la perspectiva de que nuestra vieja Capital Federal vaya a seguir gobernada, cuatro años más, por una persona a la que desde el comienzo de su gestión vimos achicar presupuestos y reparticiones de educación y de cultura, y que llegó a designar a un troglodita en el Ministerio de Educación y tardó once días en darse cuenta.
A muchos argentinos que no estaremos allí el próximo domingo 31 nos alarma un jefe de Gobierno al que vimos designar a ex policías de pésima trayectoria al frente de la naciente Policía Metropolitana; que ordenó la compra de pistolas-picanas y que está procesado por haber ordenado escuchas telefónicas ilegales.
La verdad es que sin agraviar uno puede sostener que es muy peligroso que ese hombre haga de la mentira política un estilo tan fuerte. Es un político que dice no serlo, pero que cuando fue diputado nacional vimos que fue un campeón de mediocridad porque casi no apareció por el Congreso, aunque seguramente cobró todos sus sueldos.
Lo vimos esta misma semana previa al ballottage decisivo, aplaudiendo las exageraciones del nunca sutil señor Biolcati en la Rural. Y después en Santa Fe, junto al señor Del Sel, lo vimos engañar a la ciudadanía al sostener, con la complicidad del terrorismo periodístico, que “no son políticos”. Pretenden ser representantes de una “nueva política”, pero tienen detrás, aunque los ocultan vergonzantemente, a los señores Duhalde, Venegas, Barrionuevo, Amadeo, Puerta o Toma, que de nuevos, precisamente, no tienen nada.
De igual forma, cuando el señor Durán Barba, talentoso publicista y acaso padre del triunfo PRO en la primera vuelta porteña, aparece coludido en una causa penal por enlodar al adversario mediante recursos ilegales, vimos que este hombre niega que eso sea “campaña sucia”, pide infantilmente “basta de agresiones” y le reclama a Daniel Filmus que haga “alguna autocrítica”, materia que él mismo desconoce por completo.
Vimos también que es duro para perseguir a miles de trapitos que se ganan la vida cuidando coches, pero es muy blando para combatir con los que lucran con la prostitución. Persigue con más saña a los pobres que a los explotadores de mano de obra esclava, de los que hay tantos en su ciudad.
Vimos que pintó bicisendas y acertó con el Metrobús, que es una idea de transporte público imperante en muchas capitales latinoamericanas, pero no cumplió su promesa de construir diez kilómetros de subte por año. Al contrario, la ampliación de la red de subtes porteña es una realización del gobierno nacional.
Vimos cómo aumentó un 300 por ciento el impuesto de alumbrado, barrido y limpieza, pero mantiene a la ciudad insólitamente mugrienta, contrariando la Ley de Basura Cero.
Vimos que otorgó reiterados beneficios al Grupo Clarín y otros monopolios, como una licitación por 275 millones de dólares por computadoras que valen menos de la mitad.
Vimos que permitió y defendió la participación de represores y aliados de la dictadura en el Gobierno de la Ciudad.
Vimos que vetó decenas de leyes votadas por la Legislatura, la mayoría sobre políticas sociales. Asimismo cerró centros culturales en todos los barrios y desalentó la participación de los vecinos. Vimos que cerró cursos gratuitos de capacitación laboral en el Centro Cultural Ricardo Rojas.
Vimos el desmanejo del Teatro Colón, con cuyos músicos está en permanente conflicto, además de que avanzan la reconversión del coliseo en una especie de ópera-shopping y la tercerización de su producción operística.
Vimos cómo vació los hospitales públicos, hoy carentes de insumos básicos como el gas. Y vimos cómo también las escuelas públicas carecen de gas y sus problemas edilicios incluyen riesgo de derrumbes. Y vimos y escuchamos denuncias sobre la compra de netbooks con altísimos sobreprecios.
Y también vimos y vemos que no controla la construcción en la ciudad, lo que implica una pérdida de patrimonio histórico y arquitectónico, que es de la nación entera.
Vimos cómo permite el accionar de matones que golpean y maltratan a las personas en situación de calle, al mismo tiempo que vetó leyes que promovían beneficios para construir comedores y alojamientos temporarios.
Vimos cómo cerró el Servicio de Zooterapia para niños y adolescentes discapacitados, donde se usaban animales, en particular perros, para la rehabilitación.
Y vimos, asombrados, cómo decidió también reducir el presupuesto del Hospital Garrahan, con el argumento de que no todos los niños que se atienden en el hospital son porteños. ¿A ustedes realmente les parece que los argentinos de fuera de Buenos Aires no merecemos el Garrahan?
Y vimos al Hospital Borda sin gas y en peligro de cierre, como el Moyano, donde se rumorea que hay ofertas inmobiliarias inconfesadas.
Vimos cómo se subejecutan presupuestos en salud, educación y vivienda, mientras crece el endeudamiento.
Y vimos también que es un dirigente que huye de los debates, acaso porque no podría tener un apuntador a sus espaldas, como vio todo el país por la tele. Ese tipo que desde atrás le dictaba al oído lo que tenía que decir... ¿a ustedes no les produjo algo así como vergüenza ajena cuando lo vieron?
A mí me cuesta entender cómo se puede votar a un político así, devenido mezcla de Susana-Mirtha-Tinelli de la política. Un hombre vacío de ideas, de discurso, que frivoliza todo y así descoloca lo mejor de la ciudadanía porteña, históricamente de vanguardia, innovadora y culta.
Yo digo que es un hombre que no merece a esa ciudad, porque siempre tiene excusas, echa culpas a los demás, no se hace cargo de nada y hace la plancha como una especie de inimputable autodeclarado y autoimpune. Dios no lo quiera, pero, ¿ustedes se imaginan una tragedia como la de Cromañón con este hombre en el gobierno?
Apenas soy un hombre de provincia sin intención de ofender a nadie, que respetuosamente le propone que este domingo 31, antes de votar, reflexione sobre esto que usted también ha visto. Porque todos lo vimos. Lo vemos.

lunes, 25 de julio de 2011

Pibes abandonados como perros

Hace casi un año que más de 500 pacientes con patologías múltiples esperan que se reabra el Servicio de Zooterapia en el Parque Roca. Una historia de persecución política y desidia hacia los niños enfermos. 
"Recordá que hemos inaugurado un número unificado para todos los reclamos de los vecinos. Se trata del número 147. Allí podés hacer reclamos puntuales sobre temas de la Ciudad”. Recién el viernes, Susana Olmedo recibió esta respuesta desde el email del Jefe de Gabinete de Ministros porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Olmedo le había escrito el 19 de marzo. Su hija, Noelia, tiene una de las enfermedades que son consideradas no habituales. Padece de Sindrome de Rett, parálisis cerebral, tiene rasgos de autismo y sufre las secuelas de una hospitalización prolongada.
Esta madre inquiría al funcionario macrista porque desde octubre del año pasado el gobierno PRO decidió cerrar sin previo aviso el Servicio gratuito de Zooterapia en el Parque Roca, donde Noelia y más de 500 niños se atendían. Larreta le respondió que se comunique al número donde “los vecinos” reclaman habitualmente porque se quemó una lamparita del alumbrado público, se tapó una boca de tormenta o porque el camión de la basura no pasó.
Noelia fue abandonada de chiquita. Cuando Susana Olmedo –que forma parte de los Hogares del Belén, del Movimiento Familiar Cristiano– la encontró moribunda en el Hospital Meléndez, en Adrogué, decidió adoptarla. Hoy Noelia tiene 14. Llevaba nueve años de tratamiento con algunos de los 36 perros adiestrados de la doctora en psicología Elsa Szwarcman, hasta octubre directora del programa que ella misma creo en 1993. “Con los perros, Noé se para y ahora con el kinesiólogo se tira y se larga a llorar –cuenta Olmedo–. No es lo mismo sostenerse de una barra fría que de un Golden Retriever que te mueve la cola y te lame. Noelia nunca le sonríe a nadie. Y a los perros, sí. Los chicos perciben la zooterapia como un juego. Los padres queremos recuperar el lugar, que nos devuelvan el programa con la misma directora.”
Cuando Szwarcman recibió el predio para que desarrollara un hospital a cielo abierto hace 17 años, le decían “Siberia”, porque estaba en una lomada que superaba la altura de la actual Autopista Presidente H. Cámpora. Allí, el viento azotaba los huesos. Recién en 2006, lograron hacer refacciones, dejar el lugar a nuevo. En 2007, el ministro de Salud de entonces, Donato Spaccavento, oficializó el Servicio como parte del programa de salud oficial de la Ciudad.
Cuando el Gobierno porteño actual lo cerró “de un viernes para un lunes”, cuenta la ex directora, estaban haciendo una plaza con juegos especiales diseñados por el equipo interdisciplinario del Servicio de Zooterapia y los padres. Habían sacado las hamacas del área de Bienes en Desuso de la Ciudad. Le iban a poner “María Milagros van Panthu”, el nombre de una niña con mielomeningocele (espina bífida progresiva) que se atendía en el Parque Roca y que falleció hace cinco años durante una intervención quirúrgica en el Hospital Gutiérrez.
Lo que sucede con el antiguo Servicio de Zooterapia en el Parque Roca es digno de un cuento del más siniestro setentismo, pero del lado de los Falcon verdes. Sin las muertes ni las desapariciones, claro. Pero con los aprietes, el boicot constante, las pinchaduras de teléfonos, las amenazas, un policía que desabrocha su cartuchera frente a una madre y sólo por ahora ninguna pistola humeante. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sos bienvenido, claro. Pero para los enfermos, en pro de la depuración de la raza, la Caba se reserva el derecho de admisión.
Danza con perros. La zooterapia es una técnica de abordaje terapéutico a diferentes patologías psicomotrices. Se basa en el uso de animales como estímulo permanente. Sobre todo, se desarrolla con pacientes que padecen patologías derivadas de trastornos genéticos entre las que se cuentan los Síndrome de West, Asperger y Angelman, la Parálisis Cerebral y el autismo en todos sus grados.
En Argentina, la pionera en esta clase de atención psicomotriz ha sido Elsa Szwarcman, que se especializó en zooterapia en la Delta Society de Estados Unidos, y en Terapia Asistida y Discapacidad por la Universidad de Valencia. Recientemente, fue nombrada por la Federación Canina Internacional como Directora Ejecutiva para el Mercosur en Terapia Asistida con Perros. Es decir, la máxima autoridad argentina reconocida internacionalmente.
En una quinta del conurbano, Szwarcman convive con sus perros Golden Retriever, Labrador, Terranova, Boyero de Berna y Pastor del Pirineo. Han sido adiestrados según las normas de la técnica Pet Partner y están certificados según las normas ADI (Assistance Dogs International) por dos jueces de perros de trabajo argentinos –uno que está en funciones en la Policía Portuaria; el otro, retirado del Servicio Penitenciario Bonarense–, que a su vez fueron aprobados como tales por la Federación Cinológica Internacional.
“El vínculo de los pacientes con los perros –cuenta la psicóloga– remite a partes evolutivas anteriores.” Los canes no sólo sirven para estimulación muscular o emotiva, sino que actúan como censores privilegiados para prevenir ataques o crisis en la enfermedad. “Por ejemplo, el perro sirve para la detección precoz del aura epiléptico. Te avisa de cinco a 10 minutos antes de que ocurra, agarrando la mano del paciente. Esto no detiene la crisis, pero permite preparar al chico de otra manera.” El trabajo de los perros también es sorprendente con las personas insulino dependientes. “En una caminata, el perro detecta cuando sube la glucosa del paciente porque la piel del paciente se pone muy dulce. Lo empieza a lamer sin parar. Al reves, cuando baja la glucosa, la piel se pone ácida, como con olor a acetona, y el perro tiene las papilas preparadas para detectarlo también.”
Sin amparo. Joaquín Giménez tiene autismo. Nunca había mirado directamente a los ojos de su papá, el Colo, Walter. Sin embargo, antes de los tres meses de cumplir con su zooterapia, Joaquín lo hizo. El desarrollo con los perros transcurrió de maravillas. La dulzura en su dibujo de Pepper, el Terranova que lo acompañaba a sol y a sombra una vez por semana, así lo probó. Antes de su último cumpleaños, la semana pasada, dibujó otra vez al perro con colmillos ensangrentados. Nunca más lo había vuelto a ver desde el cierre. Y nunca más volvió a mirar a los ojos a su padre. Se volvió a retraer. La respuesta del gobierno porteño fue que los padres llamaran al 147.
En una nota al ex Procurador Adjunto de Asuntos Institucionales y Empleo Público porteño, el director de Salud Mental del gobierno del PRO, Juan Alberto Garralda, decía que “el Servicio de Terapia Asistida por Animales” tenía “un receso transitorio por motivos estivales”. El 1º de julio hizo -1,8ºC. Es evidente que el verano ya pasó, pero en el ministerio de Salud porteña no se enteraron. Recién hace dos semanas, la cartera del ministro Jorge Lemus informó por Resolución 10/50 a la Defensoría del Pueblo que el Servicio de Zooterapia se abriría nuevamente en el Parque Roca, sin mencionar cuándo. Contestaban a una actuación presentada por lo padres en la Defensoría (Nº 1777-11). La palabra oficial dictaminó que la atención será para personas menores de 17 años y “con cierto tipo de discapacidad”.
De esta manera, según Szwarcman, se estaría dejando afuera a más del 80% de los pacientes, porque las patologías mentales o genéticas con compromiso mental no están incluidas en esa definición. “Acá hay un delito, esto constituye abandono de persona –dice Amelia Vale González, madre de Mili van Panthu, la nena que falleció hace cinco años–. Pareciera que en el Gobierno de Macri no tienen idea lo que están haciendo. Pero lo peor es que tampoco parece interesarles tenerla.”
En la Justicia se presentaron dos amparos. El que presentaron los padres se radicó ante el juzgado Nº 7, a cargo de la jueza Lidia Lago. Los patrocinaba la abogada Laura Marcela Marrazzo, asesora de la legisladora porteña María Elena Naddeo, de Diálogo por Buenos Aires. Marrazzo –cuentan los padres– primero quiso presentar el amparo eximiéndolo de pruebas. Luego renunció a la representación legal de los padres sin avisarles. “Nos enteramos de esto cuando pedimos el expediente en Tribunales –dicen–. ¿Se vendió al macrismo? En todo caso, nos dio una puñalada por la espalda.”
Las camioncitos son del PRO. Ante tanta desidia, los padres se congregaron alrededor del Facebook “Decile No al Cierre del Servicio de Zooterapia del Parque Roca”. De los 37 legisladores a los que apelaron por cartas, sólo contestaron Naddeo y Jorge Selser, de Proyecto Sur. Los padres también creen que la cámara oculta que grabaron con CQC no salió por aprietes del Gobierno porteño a la productora Cuatro Cabezas. Razones para sospechar de los procedimientos del PRO no les faltan.
Luego de cortarles el agua y el gas, de dejar varada en un taller oficial la camioneta Mercedes Benz Sprinter con la que trasladaban los perros, en media de una situación en donde se hackearon la página web (www.zoo-terapia.com.ar), finalmente en octubre de 2010 desafectaron a Szwarcman con el pretexto de que no se presentaba a trabajar en el Hospital Piñero, lugar donde reside su contrato. “Dos monchos de la Policía Metropolitana vinieron a intimarme para que en 48 horas retirase las pertenencias so pena de quemármelas en la puerta si no lo hacía”, contó. Esa práctica la llevaron a cabo con la gente de softball del Parque Roca.
A fines de 2010 también, un policía de la Federal puso la mano en su pistola y se perfiló como para tirar, cuando un grupo de padres quiso franquear la puerta del Parque Roca, algo que el director Garralda inexplicablemente les había prohibido. De esa ocasión, fue testigo la legisladora del Frente para La Victoria María José Lubertino, que había ido a verificar lo que ocurría en el Parque.
Evidentemente, el Gobierno neo-neoliberal del PRO pretende darle a los parques públicos otros usos. Cuenta la Defensora del Pueblo Adjunta, Graciela Muñiz, que el año pasado presentó un recurso de amparo en la Justicia porteña porque la administración macrista pretendía ceder 15 manzanas del Parque Roca a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac). Preveían construir “una zona de carga y descarga, un hotel para los camioneros y una estación de servicios”, contó Muñiz a Miradas al Sur. Y agregó: “Es un panorama desolador. El Parque Roca es un caso-testigo de lo que es la gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires. Avanzan sobre los espacios públicos sin medir las consecuencias. En este caso, priorizan crear un polo camionero sobre un servicio de zooterapia. Es decir, ponen el negocio por sobre la salud de cientos de chicos”.

Fuente: Miradas al sur, domingo 24 de julio de 2011

Macri inaugurará una pista de hielo en Recoleta

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público informó que, debido al alerta meteorológico emitido hoy para la Ciudad de Buenos Aires, la inauguración de la pista de hielo en la plaza Uruguay que iba a realizarse esta tarde, a partir de las 18, pasará en principio para mañana martes, en el mismo horario y lugar.
Las lluvias impiden que se pueda patinar con normalidad y por ello, todo el evento, que incluye un partido de hockey sobre hielo con integrantes del equipo nacional y la presencia de figuras artísticas, debió ser reprogramado para mañana.
La pista quedará habilitada para el público en general a partir del miércoles 27, a las 9 y posteriormente funcionará por 30 días en el horario de 9 a 12 y de 14 a 21.

Fuente: diario Z, martes 26 de julio de 2011

Protesta de discapacitados contra Macri: “Para él no existimos”

El próximo miércoles 27 de Julio al mediodía, la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) y el Movimiento de Personas con Discapacidad de Argentina (MoviPeDiA) protestarán frente a la  Jefatura de Gobierno bajo las  consignas: “No lo votamos a Macri porque gobierna en contra de las personas con discapacidad”.

De acuerdo a lo que estas dos asociaciones comunicaron la gestión de Mauricio Macri no fiscalizó “la adecuación de las puertas tijeras de ascensores sin reducir la accesibilidad, ni la Ley 962 de Accesibilidad física para todos. Negó adecuaciones en el ingreso de edificios de vivienda, cuando éstos no pueden cumplir con el 100% de las exigencias de la normativa. Ignoró el concepto de “ajustes razonables”, definido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Vetó leyes que hubieran mejorado la situación habitacional de personas con discapacidad en situación de pobreza“.
Agregan que los ignoraron como peatones ya que “las rampas de veredas tienen desniveles de hasta 5 cm. En materia de transporte, incumplió la orden judicial de instalar ascensores en todas las estaciones de subte, y asegurar su funcionamiento. No garantiza que podamos subir a los colectivos en las paradas, por el descontrol del tránsito y el mal estado de las veredas.Vetó leyes que hubieran mejorado el acceso a la información para personas ciegas”.
En cuanto a los niños y jóvenes en edad escolar sostienen que “los 99 Hogares de niños de la Ciudad no cumplen con las normas de habilitación que incluyen la accesibilidad.  En materia de educación, incumplió la orden judicial de brindar accesibilidad en todas las escuelas, faltando a su promesa de campaña. Las escuelas no son accesibles ni inclusivas“.
Respecto al área de salud, también enumeran una serie de problemáticas que requieren ser solucionadas. Se quejan de la desatención en los hospitales públicos, de la falta de recursos para rehabilitación así como insumos para la atención de personas con discapacidad.
El incumplimiento de  Ley 448,  es otro de sus reclamos: “desjerarquizó la Dirección General de Salud Mental, desmanteló el Hospital Público, y agravó la situación socio-económica que impacta en la salud mental de las poblaciones más vulneradas. Desatendió la infraestructura edilicia de los hospitales Borda y Moyano“.
Vetó leyes, que hubieron impactado favorablemente en la salud de las personas con discapacidad de la Ciudad. Cerró el Servicio de Zooterapia que funcionaba en el Parque Roca, en donde se atendían cientos de niños con discapacidad, la mayoría de bajos recursos“.
En lo atañe a la inserción laboral, existían 4700 aspirantes registrados por la COPIDIS (Comisión para la Plena Inclusión y Participación de Personas con Discapacidad) pero sólo 30 fueron los contratados, incumpliendo lo pautado por la ley. Incluso, añaden “se prorrogó la ley de cupo (ya incumplida) por un año, y habiendo vencido la prórroga sigue sin cumplir lo que resulta en un obstáculo para sustentabilidad de pequeños comercios manejados por personas con discapacidad“.
Finalizando el comunicado, REDI y MoviPeDiA denuncian en relación a la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (Ley nacional con rango Constitucional),  la puesta al frente del organismo de una persona sin discapacidad, Marina Klemensiewicz (electa como legisladora porteña en los últimos comicios), la cual sostienen “implementó una política expulsiva de los representantes de las organizaciones de personas con discapacidad en su Consejo Consultivo“.

Fuente: comunasenbaires.com.ar, martes 26 de julio de 2011

Cómo se repartió el voto macrista

En Puerto Madero obtuvo el 70% de los sufragios y, en cambio, en las mesas de la villa 31 no llegó al 20%

Mil quinientos metros separan el cielo del infierno de Mauricio Macri. Es la distancia entre Puerto Madero y la villa 31, donde el aspirante a la reelección como jefe de gobierno obtuvo la mayor y la menor cantidad de votos en las últimas elecciones.
En Puerto Madero, Macri concentró el 70 % de los sufragios. Los votos que metieron allí, en una urna de la Universidad Católica, el ministro de Economía Amado Boudou, y su novia, la periodista Agustina Kampfer, deben de estar en el 30% restante.
La villa 31, en Retiro, es el barrio donde peor les fue a Macri y a su compañera de fórmula María Eugenia Vidal. No llegaron al 20% de los votos emitidos en el asentamiento.
Contrariamente, la villa 31 es uno de los lugares de la ciudad donde cosechó más voluntades Daniel Filmus, que se hizo fuerte en la zona sur de la ciudad, en las villas porteñas de Barracas, Villa Soldati y el Bajo Flores y en San Telmo, La Boca, Villa del Parque, Paternal y Mataderos.
Sus números aparecen más consolidados que en 2007, cuando sólo era fuerte en el Sur o en algunos barrios del centro porteño. En esos comicios sacó en la primera vuelta el 23,7%.
A juzgar por las conclusiones de los analistas de Pro, en 2011 el voto macrista se distribuyó de manera más homogénea por la ciudad, en comparación con los resultados de la elección de 2007, cuando Macri obtuvo el 45,6% de los votos en la primera vuelta. En la segunda vuelta de 2007, se impuso por el 60,9% contra el 39,04% de Filmus. Sus votantes se concentraban principalmente en Recoleta, Barrio Norte y Palermo. Ahora el voto a Macri aparece en Versalles, Villa Devoto y Villa Urquiza, y se afianza en Núñez y en algunas zonas de Parque Patricios y Nueva Pompeya.
Así se desprende de los análisis comparativos realizados por los estrategas partidarios sobre los votos que obtuvieron los candidatos porteños, distribuidos por barrios, y a cuyos resultados accedió La Nacion.
Tres lugares llaman la atención en la concertación del voto macrista: unas cuadras de Villa Devoto, junto a la avenida General Paz y una franja de varias manzanas alrededor de la avenida Patricios, en Barracas.
Analistas de Pro vinculan el repunte en esas áreas con las mejoras realizadas en el barrio y, en particular, en Barracas, donde se instaló el Ministerio de Seguridad porteño, una zona en la que se cambiaron las luminarias y se embellecieron las veredas a lo largo de la avenida.
En la villa Zavaleta de Barracas, a Macri le fue por debajo de la media. En cambio, allí Filmus repuntó.
En la zona del parque Indoamericano, las usurpaciones del predio y el discurso macrista para enfrentarlas le restaron votos al jefe de gobierno. En ese barrio, al igual que en parque Avellaneda, donde también hubo usurpaciones y desalojos, y en los alrededores del cementerio de Flores y de la villa 1-11-14, Macri cosechó menos voluntades.
Fue evidente, en cambio, el crecimiento de Pro en la comuna 12. Los analistas del partido lo atribuyen a la llegada de la Policía Metropolitana, que se puso en marcha allí y se extendió luego a la vecina comuna 11.
Filmus hizo un mala elección en la zona norte y mejoró a medida que se avanza hacia el centro y sur de la ciudad. Dominó en la comuna 8, de Villa Lugano y Villa Soldati, excepto en la punta de Villa Riachuelo, donde son fuertes los punteros macristas y tiene influencia el más peronista de los macristas: Cristian Ritondo.
La campaña de Filmus se centra por estas horas en reforzar la presencia del candidato en barrios donde Proyecto Sur, con "Pino" Solanas se hizo fuerte en la primera vuelta. Especialmente en la comuna 10 (Villa Real y Versalles) y en Liniers, Villa Pueyrredón, Villa Crespo, Chacarita, Caballito y Almagro, bastiones habitualmente más permeables al voto progresista.
RADIOGRAFÍA EN ALZA
Puerto Madero . La lista de Pro logró el 70% de los sufragios.
Recoleta. Alta concentración en la zona de la iglesia del Pilar.
Villa Urquiza . Influyó allí la creación de la Policía Metropolitana.
Barracas. Muchos votos en las manzanas de la Av. Patricios.
Villa Riachuelo. Fuerte trabajo de los punteros de Pro.
EN BAJA
Villa 31. La elección le fue esquiva a Macri. Sólo obtuvo el 20 por ciento.
Parque Indoamericano. Es el barrio donde hubo usurpaciones.
Parque Avellaneda. También gravitaron las usurpaciones y los desalojos.
Villa Zavaleta. En este asentamiento sacó menos votos.
URNAS PORTEÑAS Todos deben ir a votar en la segunda vuelta
El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires confirmó ayer que las personas que por alguna razón no hayan votado en las elecciones porteñas del 10 de julio podrán hacerlo en la segunda vuelta, el domingo 31. El tribunal aclaró en un comunicado que la próxima ronda en la que se elegirá al jefe de gobierno de la ciudad el voto es obligatorio "aún para quienes no hayan ido a votar en la primera vuelta".

Fuente: La nacion, lunes 25 de julio de 2011

jueves, 21 de julio de 2011

El Borda sigue sin gas

Los trabajadores del Hospital Borda realizaron nuevas medidas de fuerza en reclamo de mejoras en las condiciones de trabajo y para denunciar que aún no se ha restablecido el servicio de gas. "El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cree que por decir que se restableció el servicio, sin embargo hoy se cumple el día 91 sin la prestación correspondiente", confirmó el presidente de la Asociación de Profesionales del Hospital, Gabriel Cabia.


Cabia agregó que la administración porteña "tenía otros planes para el hospital: cerrarlo y hacer un emprendimiento inmobiliario", luego de la asamblea de trabajadores realizada frente al hospital, donde insistieron en destacar que sus reclamos no son coyunturales ni electorales.
Al respecto, el representante de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Norberto Ponce, sostuvo que "se tomaron medidas de fuerza desde el último 20 de abril y se continuarán luego de las elecciones".
Asimismo, los trabajadores destacaron que el abandono del hospital "está relacionado con una maniobra" y coincidieron que el deterioro de las instalaciones "se repite en otros centros de salud" de la Ciudad.

Fuente: pagina/12, jueves 21 de julio de 2011

Un compromiso que Macri no quiere cumplir

El candidato kirchnerista le mandó una carta a su adversario para recordarle que en un diálogo tras la primera vuelta habían quedado en hacer un debate. El líder del PRO no tiene ninguna intención de confrontar ante las cámaras y busca una excusa para negarse.
El candidato kirchnerista a jefe de Gobierno, Daniel Filmus, le envió una carta al líder de PRO, Mauricio Macri, en la que le recordó el diálogo que tuvieron al aire, donde el actual jefe de Gobierno accedió a debatir y propuso un sorteo para definir en qué medio hacerlo. Luego, el PRO se ocupó de enfriar el tema, algo que Filmus intenta evitar con su misiva. “Creo que sería un gran aporte al diálogo democrático que podamos organizar en esta oportunidad un debate donde expongamos a los porteños y porteñas nuestras ideas y proyectos”, le escribió el senador al jefe de Gobierno. La carta, que ayer ingresó al gobierno porteño por mesa de entradas, será analizada hoy por Macri y su mesa chica para elaborar una respuesta. Con la pelota en su cancha, los macristas saben que la respuesta será no positiva, pero están trabajando en la argumentación. “Después de tanta agresión, es difícil un debate”, es una de las posibles respuestas que ensayó ante Página/12 un alto funcionario de la gestión PRO.

El juego de la silla

Una buena parte de la discusión pública en la campaña previa a la primera vuelta estuvo centrada en el debate sobre el no debate. Se sabe: Filmus no concurrió al encuentro en la señal Todo Noticias (TN), porque –según argumentó– buscaba romper “el monopolio del debate” y que se organizaran otros en otros lugares. El senador le propuso esto a Macri, algo que el líder de PRO, muy cómodo en su posición, nunca respondió. Al canal del Grupo Clarín concurrieron finalmente Macri y Pino Solanas, pero el jefe de Gobierno también se negó a debatir con el candidato de Proyecto Sur. En la semana siguiente, hubo un debate en América, al que fueron Solanas, Filmus y Ricardo López Murphy. Macri declinó la invitación con el argumento de que Filmus no había ido al debate de TN.
Por último, hubo un encuentro de todos los candidatos porteños menos Macri, organizado por la Universidad de Buenos Aires (UBA), al que el líder de PRO no asistió con la excusa de que era un lugar muy desordenado. Luego de que las intervenciones transcurrieran con un orden prusiano, el jefe de Gobierno pasó a decir que “no fue un debate”, dado que –por la cantidad de candidatos– se trató de exposiciones separadas que dieron pie, de todas formas, a algunos cruces.
El día después de la primera vuelta, en la que Macri le sacó casi 20 puntos a Filmus, los dos candidatos tuvieron un pequeño contrapunto al aire por Telefe. Allí, los conductores los invitaron a ambos a debatir. Filmus aceptó y consideró que el canal “es un buen espacio para hacer el debate. Sé que Mauricio quiere el diálogo, quiere este debate”. Por su parte, Macri elogió que Filmus “promueve el debate”. Y afirmó: “Estoy para que organicemos el debate, en varios medios. Creo que habría que hacer algún tipo de sorteo para ser equitativo entre todos lo que han propuesto llevar a cabo el debate. En las condiciones en las que ya lo hemos hecho. Creo que es muy bueno, para clarificar, para que la gente sepa qué es lo que queremos hacer, que haya transparencia sobre lo que estamos haciendo, como corresponde”.

Quema esa carta

Luego de una semana y media sin novedades, Filmus volvió a apuntarle al jefe de Gobierno para que defina qué hará. Lo hizo a través de una carta, en la que le plantea que “hemos recibido la invitación de distintos canales de aire (Canal 13, América, Telefe, Canal 9 y Canal 7) y de varias señales de cable (Canal 26, TN, C5N y América 24). Del mismo modo, otra vez hemos recibido la invitación de prestigiosas instituciones como la UBA y Poder Ciudadano, que se han ofrecido como el espacio adecuado para llegar a un acuerdo en los procedimientos”.
“Usted ha manifestado que podríamos resolver esta situación a través de un sorteo para definir la señal de televisión en la que podamos debatir. Estoy de acuerdo en esa propuesta”, le escribió Filmus. “Pero también quiero decirle que estoy dispuesto a encontrar, a través del diálogo, la mejor fórmula para que ambos estemos tranquilos en las reglas que seguiremos en ese debate”, le insistió a su adversario. “Usted y yo sabemos que lo podemos hacer”, remarcó el senador. “Nada negativo puede surgir del diálogo y el debate y lo más importante es que ganarán nuestra ciudad y su gente”, concluye la carta.
Si bien fue Macri el que propuso el sorteo y se mostró en público dispuesto a hacer el debate durante la campaña para la segunda vuelta, en su entorno hay pocas dudas sobre cuál será la respuesta: no. Lo que estaban buscando en la gestión PRO era la forma de decirlo sin que su líder se contradiga con lo que había afirmado en Telefe el día después de la primera vuelta. Por lo pronto, en el entorno del jefe de Gobierno señalaban ayer que todavía Macri “no había tenido tiempo de leer la carta”, ni tampoco su secretario general, Marcos Peña. Hoy se reunirá la mesa chica PRO y analizará cuál es la mejor forma de negarse.

Fuente: Pagina/12, jueves 21 de julio de 2011

miércoles, 20 de julio de 2011

Mision imposible?

Es imposible? es una utopia? yo las esperanzas no las pierdo. Si bien muchos ya dan por perdida la batalla, y el grupo Clarin se empeña en mostrar fisuras entre todo lo que rodea al Kirchnerismo yo creo que el milagro todavia es posible. De los mas de dos millones de votantes que tiene la Ciudad Autonoma de Buenos Aires, 720.035 votantes que estaban en condiciones de hacerlo no se presentaron. Muchos porque superan los setenta años, edad a partir de la cual no es obligatorio concurrir a votar, y muchos otros por desinteres, por estar a mas de 500km, por encontrarse enfermos, etc,etc...

     Mi propuesta para este 31 de julio es que cada votante de Filmus, o cada votante que no quiera que Macri gobiene cuatro años mas, busque a una de estas personas que no votaron y le expliquen lo importante que es la eleccion del dia 31 y la convenzan para que vaya a votar.
Si los 489000 que votamos a Filmus logramos convencer a una sola persona cada uno duplicaremos los votos y tendremos una luz de esperanza para los proximos cuatro años.
Yo ya aporto mi grano de arena:  hable con mi abuela de 88 años de la importancia de su participacion. El 31 la voy a acompañar para que exprese su voluntad y estos ultimos cuatro años lleguen a su fin.


Miercoles 20 de julio de 2011

lunes, 18 de julio de 2011

El trabajo de militar por el PRO bajo presión

En la agencia que debe controlar las condiciones de seguridad e higiene de espacios privados, los empleados contratados tienen que repartir volantes y hacer proselitismo bajo la amenaza de perder sus trabajos. En asamblea, exigieron el cese de las presiones.
 
Hacer campaña obligando a los empleados públicos es PRO. O algo parecido. Desde hace dos meses los contratados de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sufren presiones para salir a hacer campaña en favor de la candidatura de Mauricio Macri a jefe de Gobierno. Todo esto en la entidad que ostenta el poder de policía para determinar y controlar las condiciones de habilitación, seguridad e higiene de lugares privados, construcciones y control de alimentos. Es decir, de aquella encargada de inspeccionar lo que sucede en la ciudad. Los empleados son obligados a cumplir tareas que distan mucho de aquellas por las que fueron tomados. Los directores de cada área bajaron la orden para que los contratados hicieran campaña. No de una concientización ligada a las tareas de la AGC, sino de una campaña proselitista a favor del PRO. La amenaza que reciben los empleados es que la colaboración será muy tenida en cuenta a la hora de pensar la continuidad que tendrá su contrato.
En la trama que se teje en el organismo encargado de controlar la seguridad e higiene de la ciudad se mezclan el desvío de fondos públicos, el abuso de poder y las presiones a trabajadores. Todas las versiones coinciden en que fue el director ejecutivo de la Agencia, Javier Ibáñez, quien bajó la orden a los directores de cada área para que facilitaran personal para hacer campaña proselitista. La directiva se focalizó en los contratados, que suman más de mil. Se les dijo que hay dos listas: una con los nombres de los que colaboran y otra con aquellos que no lo hacen. También se les dijo que esas listas tendrán un peso muy importante a la hora de renovar los contratos y que, incluso, esos datos servirían para que la relación laboral, que puede ser cortada en cualquier momento sin ningún derecho a indemnización, se termine antes de tiempo, ya que los contratados no tienen asegurada su continuidad, no reciben aportes sociales y deben refrendar su contrato cada año sin importar su antigüedad. Cerca de la mitad de la planta de contratados tiene un sueldo de 2550 pesos por mes. La presión también toca a los pasantes de la Agencia, que cobran 1800 pesos.
En diálogo con este diario, nueve empleados de la Agencia denunciaron la misma situación. La mayoría no se conoce entre sí y, sin embargo, todos coincidieron en cómo funciona la operatoria. Este tipo de prácticas alcanzaría, a su vez, a otras dependencias del Gobierno de la Ciudad.
La puesta en práctica de esa colaboración muestra también un desvío de fondos públicos. Desde que comenzó la campaña, cada día, entre las 10 y las 11 de la mañana, camionetas oficiales que salen de la puerta de la Agencia, ubicada en el barrio de Once –Perón 2933–, trasladan a empleados para hacer tareas proselitistas. A veces tiran volantes bajo las puertas, otras se ubican en las esquinas con sombrillas para repartir volantes del PRO que dicen “Sos bienvenido” y “Mauricio 2011”. En las dos jornadas en que este diario hizo guardia frente a la Agencia, dos camionetas pertenecientes al gobierno porteño –con chapas HTW333 y HTW337– salieron del estacionamiento oficial ubicado sobre la calle Boulogne Sur Mer. Se detuvieron en la puerta de la dependencia y subieron a empleados munidos de cajas, sombrillas y volantes del PRO. Las camionetas Mercedes Benz Sprinter llevaron a los empleados de la Agencia hasta la Comuna 7, de Flores. Allí repartieron volantes o pusieron mesas del PRO. El personal, en lugar de estar trabajando en la dependencia encargada de inspeccionar las irregularidades en la ciudad, estaba haciendo campaña.
Los empleados forzados a militar aseguraron que tienen miedo, que no tienen opción. Otros dijeron que prefieren no cuestionárselo y que eso les permite trabajar tres horas e irse a su casa en lugar de estar en la AGC. Ninguno se animó a dar su nombre, que es el gran problema que tienen todas las denuncias que circulan en la Agencia. Una de las contratadas, que fue obligada a hacer campaña, cuenta: “Repartí volantes de la comuna 7 debajo de las puertas de las casas. Mi jefe directo me dijo que fue el director ejecutivo el que bajó la orden. Me lo propusieron y no tenía ningún lugar para decir que no, porque me da miedo mi continuidad laboral. En mi caso, por suerte, sólo fui dos veces, pero me dijeron que puede ser que me necesiten otra vez”.
“El martes 14 de junio hicimos una asamblea en la que faltaba gente. Cuando preguntamos por qué, nos dijeron que los empleados se habían ido a volantear a las 10.30 en una camioneta. Nosotros tenemos la información de que utilizan a contratados de distintas áreas de la Agencia en horario de trabajo”, asegura Daniel Rubio, representante alterno de Sutecba en la AGC. Y continúa: “La gente viene y nos plantea lo que está pasando, pero cuando llega el momento de firmarlo se borran como consecuencia del miedo que provoca la precarización laboral: el sistema de contratados es tan precario que permite al gobierno rescindirlo en cualquier momento sin ninguna causa. Sin una denuncia formal no podemos hacer más que el reclamo en asamblea. Todos saben lo que pasa, pero nadie se anima a denunciar con nombre y apellido”. Rubio también asegura que la situación se da en distintas áreas pero que, como los empleados no quieren dar sus nombres, él tampoco puede brindar datos específicos sobre los puestos que ocupan.
En asamblea, los trabajadores de la AGC aprobaron un acta donde le reclamaron al director ejecutivo: “El inmediato cese en la presión a los compañeros de locación de servicios a fin de participar en tareas de proselitismo político, con la amenaza de no renovación de su contrato”. El acta lleva la firma de 21 representantes de los trabajadores. La respuesta de Ibáñez de la AGC no se hizo esperar. Paradójicamente, no negó que los empleados sean utilizados en horario laboral para hacer campaña, desviando fondos públicos, ni que haya camionetas y grupos que salen desde la AGC para realizar tareas proselitistas. Lo único que dijo fue: “Negamos cualquier tipo de presión”. “Fue una respuesta en la que se justificó”, comenta Rubio. Luego de eso, los delegados gremiales les dijeron a los contratados que se nieguen a ser utilizados para hacer campaña, pero los contratados siguen sintiendo que no tienen respaldo alguno para negarse.
Más allá de que distintas fuentes confirmaron que la operatoria no se hace sólo en la comuna 7, todos coincidieron en que ese es el lugar preferido de las campañas motorizadas desde la AGC, por el director ejecutivo Ibáñez y por el director de Legal y Técnica, Osmar Alza. Este último, casualmente, es delegado del PRO en esa comuna.

Fuente: Pagina/12, lunes 18 de julio de 2011

Un chico sufrió fractura de cráneo al caer una reja del Parque Chacabuco


El viernes 8 de julio, Natalia Asprea llevó a su hijo Salvador (de 5 años) y a otro amiguito a disfrutar del Parque Chacabuco, como suelen hacerlo habitualmente desde que la familia se mudó a tres cuadras, en 2005. Alrededor de las 16, se dirigieron al sector de juegos, ubicado sobre Eva Perón y Achával, y cuando su “gordo”, como lo llama ella, fue a abrir la puerta enrejada para ingresar, esta se le vino encima provocándole una doble fractura de cráneo. Su madre denunció que “el portón, de unos 200 kilos de peso, se encontraba fuera de las bisagras, mal apoyado y sin fajas de seguridad”, en un tramo de obras que, se suponía, habían sido estrenadas hace pocos meses por el macrismo, antes de que un amparo frenara el resto de los trabajos en el parque. El gobierno porteño aseguró haber despedido “al empleado responsable” y ofreció costear los medicamentos, aunque finalmente lo debieron pagarlos los propios padres.
“Llegando al sector de juegos, agarró la puerta para abrirla. Estaba mal apoyada, sin faja, fuera de las bisagras y lo fue aplastando, primero las piernas y lo último fue la cabeza. Corrí shockeada y con las dos manos no podía levantarla. Él estaba abajo, aplastado, con sangre que le salía del oído, una situación espantosa”, relató la madre a Tiempo Argentino.
Alguien la ayudó con la puerta y Natalia pudo salir con el nene en un taxi rumbo a la Clínica Santa Isabel, donde le efectuaron una tomografía que dio como resultado “una fractura del peñasco a nivel de cráneo y otra más también en esa zona”. Pasó más de una hora y media hasta que su oído paró de sangrar, y tras permanecer 72 horas en observación, Salvador fue dado de alta. Durante tres semanas deberá guardar reposo, y un tiempo después podrá volver al jardín de infantes, tomando precauciones para no recibir nuevos golpes en la cabeza. “Unos pocos centímetros más hacia la nuca y la historia sería completamente distinta”, sostuvo Natalia, y remarcó el daño psicológico: “No sé ahora cómo va a estar cuando vuelva a jugar. Nos vinimos a vivir acá por el parque, cuando llevaba seis meses de embarazo, para que el nene tuviera dónde jugar. Y ahora me dice que no quiere volver ahí.”
Ella y su pareja, Leonardo, hicieron la denuncia y llamaron al gobierno de la Ciudad. “Estaban esperando que los llamáramos, porque se habían enterado por un vecino.” Les dijeron que la persona a cargo “ya había sido sacada de su puesto” y se ofrecieron a conseguir la amoxicilina + clavulánico que precisa Salvador. “Pero al final, no lo hicieron y lo compramos nosotros”, afirmó Natalia. Luego de la denuncia, empleados municipales retiraron las rejas que estaban en mal estado. “No sé por qué no lo hicieron antes. El padre de un amigo de mi hijo nos dijo que hacía tres semanas que la puerta estaba así. Le podría haber tocado a cualquiera.”
Salvador recuerda el episodio y le repite a su madre que no fue culpa de él, que “no quería que se me cayera”. Ella le explica que el culpable es la persona que debía encargarse del lugar. Y su hijo le responde: “Entonces, esa persona tiene que recibir una prenda.” <
Antecedentes
A principios de diciembre de 2009, Zahira Morales, de 6 años, resultó herida por la caída de un árbol en Plaza Almagro. Después de pasar un mes internada, le dieron el alta, aunque volvió a tener una recaída en abril de este año. Su madre aseguró que “el mayor responsable es Mauricio Macri. Una plaza debería ser uno de los lugares más seguros de la Ciudad de Buenos Aires. Pero no fue así.”
En un mes, entre agosto y septiembre de 2010, hubo dos derrumbes (uno en un gimnasio de Villa Urquiza y otro en Beara, un boliche de Palermo) que causaron la muerte, en total, de cinco personas, y más de 30 heridos. Todos los familiares aseguraron que no recibieron ningún llamado oficial en solidaridad por lo ocurrido.
El 15 de junio de este año, una alumna de 7º grado del Colegio Normal 7, de Almagro, sufrió un fuerte golpe en un costado del cuerpo cuando se le vino encima la puerta de acceso al establecimiento, reinaugurado en febrero, pese a las denuncias de los padres de que no estaba en condiciones.
“Esquivando obstáculos”
Según relató Natalia Asprea, el sector del accidente fue remodelado recientemente. “Lo inauguraron a fines del año pasado. No pensás que en un sector nuevo va a haber bisagras rotas y puertas desprendidas”, consideró la madre de Salvador. Las obras en Parque Chacabuco comenzaron en 2009, por un valor de $ 99 millones. Los vecinos denunciaron el remplazo del espacio verde por cemento, el quite de luminarias históricas y la modificación del patrimonio histórico del centenario lugar. Luego, un amparo frenó las obras, y a finales de junio, el juez Roberto Gallardo comenzó a citar a funcionarios macristas para que explicaran en qué consistían. “Comenzaron a trabajar sin presentar plan de obras ni estudio de impacto ambiental. Tenías que ir esquivando obstáculos. En ese contexto, a alguien se le puede caer una puerta en la cabeza, puede tropezar con un adoquín o caer a un pozo”, comentó a Tiempo Argentino Carlos Gullo, representante electo por la Comuna 7.

Fuente: Tiempo argentino, lunes 18 de julio de 2011

domingo, 17 de julio de 2011

Pasaron de 500 a 1200 los pibes internados hogares de la ciudad

Basta con hacer un balance de la gestión de Mauricio Macri en niñez para que cualquiera pueda entender la “fiesta de pequeñas conveniencias” a la que refirió Fito Páez hablando del PRO. No hace falta ser pobre, no poder pagar guardería, jardín de infantes, internación, escuelas primaria o secundaria privados, para entender. Los derechos de los niños porteños están contemplados en la Ley 114 de Ciudad y en la 26.061 de Nación, de Protección Integral.

El desastre de la gestión macrista en niñez es una verdadera obra de ingeniería para desactivar solapadamente esas políticas y, por ejemplo, reconvertir ámbitos estatales en privados. Las políticas de protección para los más pequeños, a grandes rasgos, se divide en dos. Por un lado, está la parte ejecutora de las políticas que deben cumplir con la protección integral de los pibes, que en la Ciudad de Buenos Aires es la Dirección de Niñez, la que junto con la de Adicciones forman parte de la Subsecretaría de Promoción Social dentro del Ministerio que acercó a María Eugenia Vidal al Gobierno.

Por el otro lado, está el organismo de control creado por la Ley 114, que es el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en cuya gestación la legisladora de Diálogo por Buenos Aires, María Elena Naddeo tuvo mucho que ver. “Es el organismo de protección de derechos de la infancia y la adolescencia de la Ciudad de Buenos Aires y está atravesando una muy fuerte crisis con origen en distintas problemáticas, y una de ellas es la falta de recursos. Para el propio Consejo y para dar respuesta a las familias que recurren a las defensorías y a los distintos servicios del Consejo”, dijo la legisladora a Miradas al Sur. Naddeo recuerda que “hace cinco años que está en vigencia la Ley 26.061, que establece que los organismos administrativos deberán encargarse de atender la problemática de la infancia y de tomar las medidas de protección vinculadas al derecho, a la educación, a la salud y a la vivienda. Pero en la Ciudad de Buenos Aires el sistema de protección integral no funciona, los propios equipos no tienen los recursos, no hay soluciones para una familia que tiene los derechos vulnerados o para un chico que es víctima de la violencia”. Por eso, la legisladora afirma que se puede hablar de un “vaciamiento” que el macrismo le propinó al Consejo, el que según los trabajadores del organismo también tuvo su pata de asedio laboral.

Con el órgano de control herido, las áreas de Promoción Social se mueven a su gusto. Por eso es que su Programa de Fortalecimiento de Vínculos de los chicos con sus familias está prácticamente desactivado y, en cambio, hay un abuso de la institucionalización de pibes. La internación de los chicos pasó de medio millar, antes de la asunción de Macri, a una cifra que oscila entre los 1.100 y los 1.200 chicos confinados en hogares, según confía la Asesora Tutelar General del Gobierno de la Ciudad, Laura Musa. Un miembro de los diezmados equipos de emergencia confía que “están con una libreta buscando a qué pibe pueden internar”. Como la mayoría, pide quedar en el anonimato.

La internación es la última opción que contempla la Ley recién cuando todas las demás instancias de resocialización y revinculación familiar han sido agotadas. Pero en la gestión de Mauricio Macri, la internación parece ser prioridad y para colmo es promocionada como la presencia del Estado y no como la apropiación de un negocio. Porque la Ciudad no llega a tener ni el 10 por ciento de esos 1.200 chicos internados en predios estatales, sino que desvía el grueso de los fondos –tanto de Niñez como de Adicciones– a entidades privadas. Musa asegura que “el Gobierno de la Ciudad tiene contratados 98 lugares privados que alojan chicos, la mayoría de esos lugares, casi el 50 por ciento, están en la provincia de Buenos Aires porque acá cuesta más caro, lo que afecta aún más la posibilidad de revincular la familia con estos chicos”.

Tiempo argentino, domingo 17 de 2011

¿Cuántos kilómetros de Subte construyeron los últimos gobiernos?

En medio del fragor de la campaña y ante las acusaciones de los otros candidatos, desde el PRO dijeron que se construyeron "8,2 kilómetros" de subtes durante la gestión de Mauricio Macri, mientras que referentes opositores le adjudican tan solo 300 metros. ¿Son exactas las cifras? ¿Qué obras las componen?
Establecer cuántos kilómetros de Subte le corresponde adjudicarse a una gestión determinada es una tarea no exenta de dificultades y arbitrariedades.  En principio, debe elegirse el criterio a utilizar: un determinado tramo, ¿lo inició la gestión que lo licitó y adjudicó o aquella que vio iniciarse su construcción?  A los fines del presente informe, se optó por otorgarle el crédito al jefe de Gobierno que lo licitó y adjudicó por una buena razón: la licitación incluye no sólo la convocatoria a empresas privadas para que presenten sus ofertas, sino también la consecuente asignación presupuestaria y el trazado de un plan financiero para llevar adelante la obra.  Una vez que estos pasos fueron tomados, construir el tramo no requiere mayores complicaciones a nivel jerárquico.  Aún asi, se adjunta la longitud de cada obra en particular para que aquellos lectores que discrepen con este criterio puedan sacar sus propias conclusiones.
El inicio del actual proceso expansivo de la red de Subtes podría fecharse en 1977 cuando el Estado nacional transformaba Subterráneos de Buenos Aires (SBA) en una Sociedad del Estado.  En 1979 transfirió su paquete accionario a la Municipalidad de Buenos Aires que, comandada por el brigadier Osvaldo Cacciatore, inició un programa de construcción de estaciones en paralelo a la controvertida construcción de autopistas.
Al tiempo que se demolían manzanas enteras para dar paso a la 25 de Mayo, por abajo la línea E avanzaba hacia su nueva cabecera en Plaza de los Virreyes. Mientras que la autopista ya llevaba varios años funcionando, las estaciones del Subte tuvieron que esperar hasta que llegara la democracia para prestar servicios.  Emilio Mitre, Varela y Medalla Milagrosa (nombrada en los proyectos como "Dávila") se inauguraron por separado durante el segundo semestre de 1985, mientras que a Virreyes le llegó el turno en abril de 1986.  En 1987, SBASE anexó la primera de una serie de líneas tranviarias que denominó "Premetro" para comunicar Plaza de los Virreyes con los barrios de Lugano y Soldati.  Hasta hoy, no logró uno de sus principales objetivos: llegar a Puente La Noria.
En la línea D, el proceso fue más engorroso.  Luego de que un derrumbe a la altura de la calle Humboldt paralizara la extensión a Belgrano en 1969, SBA había podido subsanar ese inconveniente y seguir el túnel hasta la calle Carranza para poder utilizarlo como cochera.  La tortuosa construcción del viaducto Carranza fue la oportunidad para construir la nueva cabecera Ministro Carranza, inaugurada con un andén provisorio de madera y servicio de lanzadera en 1987 hasta que la estación propiamente dicha fue terminada en diciembre de 1993.
Fernando De la Rúa - Enrique Olivera (1996 - 2000): 5,51 kilómetros
Ya con la autonomía porteña establecida en 1996, los dos primeros jefes de Gobierno construyeron e inauguraron las restantes estaciones de la línea D: Olleros (mayo de 1997), José Hernández (en los planos, Virrey del Pino, noviembre de 1997), Juramento (junio de 1999) y Congreso de Tucumán (abril de 2000) contablizando 3,7 kilómetros en total.   En junio de 1999, durante los últimos meses de la jefatura de De la Rua, se inició la construcción de las estaciones Tronador y Los Incas de la línea B que en agosto de 2003 fueron inauguradas durante la gestión de Anibal Ibarra.   Entre ambas sumaron 1,81 kilómetros.
Aníbal Ibarra (2000 - 2003 y 2003 - 2006): 10,76 kilómetros
En el primer cuatrimestre de 2001, y en medio de graves dificultades económicas, el gobierno de Aníbal Ibarra comienza la construcción de la línea H.  El primer tramo (Once - Caseros y taller Colonia) fue inaugurado dos veces: una sin coches en mayo de 2007 por conflictos entre el gobierno de la Ciudad (a cargo de Jorge Telerman tras la destitución de Ibarra) y el Gobierno nacional, y otra con coches en octubre de 2007.  El tramo B sumó 4,012 kilómetros a la red.  También se licitó la construcción de las estaciones Parque Patricios y Hospitales (tramo A2), de 1,7 kilómetros de extensión y aún en obra.
En cuanto a la línea A, el 9 de marzo de 2004 se iniciaron las obras de las estaciones Puan, Carabobo, Flores y Nazca (las últimas renombradas por la Legislatura como San José de Flores y San Pedrito) por un total de 2,85 kilómetros.  Las obras civiles finalizaron en 2006, durante la gestión de Telerman, permitiendo a Mauricio Macri inaugurar Puan y Carabobo en diciembre de 2008 tras licitar los contratos de vías, señales y potencia.
Respecto a la línea B, durante 2004 se licitó la construcción de las estaciones Echeverría y Villa Urquiza (1,6 km), que comenzó en 2005 y todavía no fueron inauguradas.  Ese año también se finalizó la cochera - taller Manuela Pedraza de la línea D, de 600 metros de largo.  Vale destacar que todas estas obras, al igual que las emprendidas por las gestiones De la Rúa-Olivera y Telerman, se hicieron bajo la dirección de SBASE y con fondos presupuestarios.
Jorge Telerman (2006 - 2007): 1 kilómetro
Tras la destitución de Aníbal Ibarra en marzo de 2006 por el caso Cromagnon, el vicejefe Jorge Telerman se hizo cargo de la Ciudad hasta entregarle el mando a Mauricio Macri el 9 de diciembre de 2007.  Telerman llegó a licitar la construcción del tramo C1 de la línea H, comprendido por la estación Corrientes, el túnel de enlace con el tramo B y una cola de maniobras desde el extremo norte de la estación hasta la calle San Luis (que será utilizado como túnel de enlace con la futura estación Córdoba del tramo C2) de 1 kilómetro de largo, cuya construcción comenzó en junio de dicho año y fue inaugurado por Macri en diciembre pasado.
Mauricio Macri (2007 - 2011): 5,49 kilómetros
Cuando Macri asumió la jefatura de Gobierno el 9 de diciembre de 2007, encontró terminadas las obras civiles de las estaciones Puan, Carabobo, San José de Flores y San Pedrito de la línea A y Echeverría de la B.  Estaban en obra con distintos grados de avance Villa Urquiza en la B, Corrientes, Parque Patricios y Hospitales en la H.
Si había estaciones terminadas en las líneas A y B ¿por qué no se inauguraron inmediatamente?  Para poder librarse al servicio público dichos tramos necesitaban obras que, si bien no son utilizadas por los pasajeros, son indispensables para el funcionamiento del servicio.  Durante 2008, se licitó el equipamiento eléctrico de la líneas A, B y el tramo C1 de la H además de celebrarse idénticos trámites para las vías, señales y elementos de accesibilidad como ascensores y escaleras mecánicas.  También se licitó e inició la construcción de los complejos cochera-taller Nazca de la línea A (700 metros) y Juan Manuel de Rosas en la B (800 metros), junto con las Subestaciones Rectificadoras Flores (A) y Rosas (B).
Sin embargo, el buen ritmo que habían tomado las obras durante 2008 se vio frustrado rápidamente a comienzos de 2009, cuando Macri retiró el 75% de los fondos presupuestarios asignados al Subte por la Legislatura para cubrir otras erogaciones.  Además, SBASE sufrió una cuasi intervención que redundó en el paso de cuatro presidentes en un sólo año -hecho inédito en la historia de la empresa- y la casi duplicación de su plantel de empleados al incluirse personal contratado en medio de fuertes rumores que apuntaban a la liquidación de la empresa y la privatización de sus tareas de planificación de la red a partir de la utilización de la metodología "llave en mano".
A fin de año, un prestamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) permitió reanudar los trabajos en las líneas A y B, mientras que en marzo de 2010 se consiguieron casi 400 millones de dólares tras una emisión de bonos Tango en el exterior.  No obstante, la esperada licitación de los tramos A0 (Nueva Pompeya; 0,47 km), A1 (Sáenz; 1,32 km) y C2 (Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia; 2,2 km) de la H se demoró al no tener SBASE los pliegos listos.  El dinero fue prestado, autorización legislativa mediante, a la empresa AUSA para la construcción de pasos a bajo nivel, muchos de los cuales se encuentran parados por amparos judiciales presentados por los vecinos.  En julio de 2010, se llamó a licitación para culminar la línea H y equiparla con 102 coches eléctricos nuevos con aire acondicionado y sistema de conducción automática.  Empero, una fuerte pelea política entre los oferentes Roggio y Techint y el Gobierno porteño hizo que la adjudicación no fuese informada aún oficialmente.  En cuanto al material rodante, se postergó la apertura de sobres hasta agosto.
Al mismo tiempo, SBASE comenzó una negociación con empresas y bancos chinos para la construcción de la línea G (Retiro - Villa del Parque; 12,5 km) mediante la metodología "llave en mano".  Esto provocó críticas de parte de la oposición, que señalaba que SBASE podría construir la línea usando la metodología tradicional por 800 millones de dólares en lugar de los 1400 millones que pedían los chinos.  En marzo de 2011, se firmó el acuerdo financiero con el Eximbank y resta aun que se firme el acuerdo comercial, por lo que la línea G no puede contabilizarse siquiera como "licitada".
Por lo tanto, para establecer la cuenta de la cantidad de kilómetros correspondientes a Mauricio Macri se sumaron las cocheras de las líneas A y B y los tramos A0, A1 y C2 de la línea H, que arroja un total de 5,49 kilómetros.  Un resultado sin dudas bastante pobre si se lo compara con la ambiciosa promesa de construir 40 kilómetros a lo largo de su gestión y con un presupuesto varias veces superior a aquel con el que contaron sus antecesores.
En resumidas cuentas, se puede concluir que la Ciudad de Buenos Aires, desde su autonomía en 1996 a la fecha y con sus propios recursos, ha construido apenas 22,76 km de túneles. Si a ello le sumamos los 2,3 km que el Gobierno nacional le está adicionando a la red con la extensión de la línea E hacia Retiro, el kilometraje de túneles cavados incluyendo cocheras y talleres, arroja un resultado de 25,06 km. Es decir, poco más de 1 kilómetro y medio por año durante los últimos 15 años. Construir subterráneos, ¿una política de Estado?

Fuente: Enelsubte.com, domingo 17 de julio de 2011

martes, 12 de julio de 2011

Macri hace negocios con la necesidad y el derecho

Si hay algo que ha caracterizado a la gestión Macri en la ciudad de Buenos Aires es que entre la necesidad y el derecho, ve el negocio. La salud es uno de los tantos ámbitos donde el macrismo ha llevado adelante esta máxima, desde los primeros días de su gestión, hasta la fecha. 
Comencemos por recordar que a los veinte días de comenzada su gestión vetó la Ley 2.566 de producción pública de medicamentos (PPM), la cual contemplaba, entre otras cosas la producción de medicamentos “básicos, imprescindibles y huérfanos”, estos últimos son los que los laboratorios no producen. En el decreto 2135/007 alega que esa definición implica un “muy amplio espectro de drogas, lo que exigiría contar con una estructura significativa y con recursos técnicos y humanos capacitados para producir tan vasta gama de productos medicinales”. No es tan amplio el espectro, según la OMS con 100 medicamentos se estaría cubriendo el 80% de las enfermedades, teniendo en cuenta, además, que la ley vetada fue el producto de un acuerdo conseguido luego de muchos años. Ley que tenía partida asignada ya que había pasado por la Comisión de Presupuesto y Hacienda, por lo que la fundamentación en la falta de recursos no fue cierta. Y qué mejor ejemplo la reciente sanción de la ley de Producción Pública de Medicamentos por unanimidad en el Congreso de la Nación.
Los medicamentos constituyen una mercancía que impacta directamente sobre la cuestión del derecho a la vida y la salud. Pero como mercancía poseen además una dimensión económica muy importante, al tener la industria farmacológica la posibilidad de agregar valor a nuevos productos a través de la investigación, desarrollo y producción. Esto entraña la contradicción entre el derecho a la vida y la salud de la población, y el derecho de quienes invierten capital en investigación y desarrollo a cobrar su rentabilidad. Queda claro quienes priorizaron el derecho a la salud y quienes el derecho al capital. La Ley  Nacional de PPM podrá garantizar el abastecimiento de una amplia gama de medicamentos para los hospitales públicos, bajando considerablemente el gasto en la compra de los mismos. La falta de medicamentos en los hospitales es hoy un hecho, los hospitales de paro así lo demuestran, como la falta también de otros insumos. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a raíz de los reclamos recibidos, entre ellos negar Cefalexina a una paciente inmunodeprimida cursando una enfermedad infecciosa (actuación 3505/09), emitió la Resolución 3970/09 donde recomendó a los Directores de Hospitales que garanticen la provisión de medicamentos. Pero la política de Macri se da en otro sentido: los locos, a la calle; total después se puede llamar a la UCEP para que los corra. El intento de Macri de avanzar con el cierre de los hospitales Borda, Moyano y Tobar García,  no tuvo que ver con mejorar las condiciones de vida de las personas que allí se encuentran internadas, ni  guarda relación con el sentido de la ley de Salud Mental (que no plantea el cierre de los manicomios, si no transformarlos en hospitales psiquiátricos de atención ambulatoria). En realidad, la intención era construir un “Parque Cívico”. La producción pública, ni la salud, le interesan a Macri. El negocio está en lo inmobiliario.

Fuente: Revista Hamartia, martes 12 de julio de 2011

lunes, 11 de julio de 2011

Eterno resplandor de una mente sin recuerdo



Es duro comenzar a escribir después de lo de ayer. Creo que se entremezclaron demasiados sentimientos: bronca, impotencia, ingenuidad, sorpresa, etc... Si bien uno sabia que la ciudad de Buenos Aires iba rumbo a un ballotage entre Mauricio Macri y Daniel Filmus, ni el mas optimista de los operadores Pro aspiraba a sacarle una diferencia de 20 puntos a su rival y muchisimo menos pensar que el  47 de la población iba a volcar su voto hacia Macri. Uno de cada dos porteños lo eligió, esa fue la puñalada mas profunda. Se sabia que contaba con un piso del %30 de los votos. Un grupo de votantes que piensa igual que el. Pero ese otro %17 que pensó a la hora de votar? Es netamente un voto anti K? Es un voto castigo para la presidente? Preferimos castigarnos cuatro años mas solo para verla morder el polvo. Existen miles de análisis posibles para tratar de llegar a entender el resultado de ayer.
Macri no gano por su gestión, gano por ideología, por gente que acompaña su manera de pensar. Ayer gano la falta de gas en el borda, las promesas subterráneas incumplidas, el desmantelamiento de la salud publica, la subejecucion del presupuesto educativo, la xenofobia, la falta de políticas de viviendas para los sectores mas necesitados. Ayer gano Macri, pero perdimos todos.

Lunes 11 de julio de 2011

jueves, 7 de julio de 2011

Las escuelas siempre pueden esperar

EN 2010 MACRI EJECUTO SOLO EL 40 POR CIENTO DEL PRESUPUESTO PARA EDIFICIOS ESCOLARES. Un informe de la Auditoría General de la Ciudad revela que el presupuesto para obras escolares es cada vez mayor, aunque el nivel de ejecución es cada vez menor. Para el gobierno porteño, se trata de un problema estadístico.
Son dos datos que van de la mano. Uno, que en la Ciudad de Buenos Aires hay cada vez más plata asignada a las escuelas. El otro, que se la usa cada vez menos. Esa es la conclusión a la que llegó un informe de la Auditoría de la Ciudad que señala que durante el año pasado el gobierno de Mauricio Macri apenas ejecutó el 40 por ciento del presupuesto destinado a infraestructura escolar. En ese marco, ayer llegaron a diez las escuelas tomadas por los alumnos en reclamo de mayor presupuesto educativo y la ejecución de las obras prometidas el año pasado por el Ministerio de Educación (ver aparte).
Los números del propio Ministerio de Hacienda muestran un fuerte aumento nominal de recursos, pero un nivel de concreción apenas superior al de los gobiernos anteriores. El estudio de la auditoría recuerda que en 2007, último año de la gestión Ibarra-Telerman, la Ciudad usó 137,7 millones de pesos de los 149,2 millones presupuestados para Infraestructura y Equipamiento de Educación, es decir, un 92,29 por ciento. El año pasado, de los 525,2 millones presupuestados (una partida tres veces y media superior) se ejecutaron apenas 212 millones.
“La subejecución fue notoria”, le dijo a Página/12 Carlos Holubica, coautor del informe. “Más aún, debemos leer estos números en un contexto donde hubo grandes conflictos por el tema de la falta de mantenimiento en escuelas y, sobre todo, problemas recurrentes de falta de vacantes en el nivel inicial por falta de escuelas.”
Fue esa situación la que motivó, en 2007, la sanción de la Ley de emergencia edilicia, que estableció la reparación urgente de los más de setecientos colegios en la Ciudad, aceleró licitaciones y permitió contrataciones directas. De esta manera, el año siguiente el presupuesto nominal se duplicó, aunque sólo terminó ejecutándose el 58,8 por ciento. “Es decir que por un lado hay un aumento nominal de los recursos destinados a infraestructura, pero por el otro lo que se lleva ejecutado termina estando por debajo del gobierno anterior”, sintetizó Holubica.
Para el gobierno de Mauricio Macri, la denuncia es un simple problema estadístico. Mario Terzano, subsecretario de Gestión Económica, Financiera y Administración de Recursos, argumentó que en la Ciudad se consideran devengadas sólo aquellas partidas con un parte de recepción emitido, es decir que “no alcanza con poner los ladrillos para que la obra se considere ejecutada”. Según Terzano, estas obras pueden estar hechas pero tardar varios meses en estar “listos para factura” y eso explicaría el bajo porcentaje de ejecución que hasta ahora tuvieron las partidas de 2010 y lo que va de 2011.
En ese sentido, un problema adicional del año pasado fue que la partida educativa se estimó teniendo en cuenta la venta de los terrenos en Catalinas Norte, algo que no sucedió hasta bien entrado el año. “O sea que el presupuesto ‘empezó a correr’, pero los terrenos todavía no se habían vendido, mucho menos cobrado”, aseguró el hombre que maneja los recursos en Educación. De acuerdo con su ministerio, la ejecución de 2010 fue superior al 50 por ciento.
Por último, Terzano negó que se hubiesen reasignado partidas. “Gastamos lo que pudimos gastar”, aseguró, aunque admitió el problema de la falta de vacantes y el mal estado de algunos edificios. “Metimos mucha plata junta, logramos mucha obra pequeña para apagar incendios. Hemos elevado la nota general de 3 a 6”, concluyó.

Fuente: Pagina/12, jueves 7 de julio de 2011

Limados

reproduzco la nota que salio en el blog sardinas en el desierto...
http://sardinaseneldesierto.blogspot.com/2011/07/limados.html?spref=fb

Este invierno viene bastante frío. No es que lo diga yo o que sea un efecto de la caída del pelo. Según el Servicio Meteorológico Nacional tendremos el invierno más frío de la última década. Hasta se animaron a pronosticar que nevaría de nuevo en Buenos Aires (párrafo aparte para el cambio climático si aciertan).
Es por ello que el Gobierno de la Ciudad se preparó con todo, al punto que se recurrió a una ingeniosa idea: la entrega del objeto que aparece en la imagen que ilustra este post: una lima de uñas, en el marco del denominado "Operativo Frío".
Pudimos acceder al remito correspondiente a la entrega de 5000 "limas destinadas al operativo frío 2011", como bien se puede leer en la siguiente imagen. De mi parte, nada más que felicitar a la Ministra de Desarrollo Social de la Ciudad y candidata a Vicejefa de Gobierno de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, por tan brillante idea. Sin duda generará una enorme calentura en los destinatarios del programa.
 
 
Fuente :http://sardinaseneldesierto.blogspot.com/  , jueves 7 de julio de 2011